Las pantallas flexibles (o duales) podrían ser una oportunidad para Microsoft

Microsoft renueva su línea Surface y se atreve con un móvil con pantalla dual en el que quiere combinar la experiencia de Windows con la de Android.

La gama Surface de Microsoft equivale en el ámbito de la informática al éxito de la Xbox en el de las consolas de videojuegos. Bueno, tal vez me he venido un poco arriba, pero Surface, con algunos productos que ya son clásicos y otros experimentales, es una marca conocida y se ha ido abriendo un buen hueco en el mercado. Por otra parte, tampoco creo que Microsoft pretenda desbancar, ni tan siquiera competir con los grandes fabricantes de informática, que es, precisamente, de los que vive a través de Windows y Office, fundamentalmente.

Si Surface nacía para mostrar a los fabricantes cómo deberían ser los nuevos equipos informáticos, se ha consolidado como una gama que hay que tener muy en cuenta.

Para este comienzo de curso, la semana pasada presentaron el Pro 7, un dos en uno que se convierte en uno de los primeros en contar con procesadores Intel de décima generación, el Surface X, que puede sorprender por su delgadez y ligereza sin que pierda potencia y los Surface Laptop de 13 y 15 pulgadas, el primero también con procesadores de décima generación de Intel, mientras que el de 15 estará equipado con chips de AMD, el Ryzen Surface Edition.

¡Sorpresa, un móvil!

Pero en donde los chicos de Microsoft pueden dar la sorpresa en esta ocasión es en los equipos de ultramovilidad: los Surface Neo y Duo.

Neo viene a ser dos tabletas unidas por sus laterales con una bisagra de 360 grados que les permite estar cerradas, con dos las dos pantallas extendidas o una pantalla a cada lado. Las pantallas miden nueve pulgadas de diagonal y, cuando se abre, la superficie es de 13 pulgadas. Como sistema operativo utiliza una variante de Windows 10 creada específicamente para este tipo de equipos. Se llama Windows 10X y permite trabajar igual que con un PC y con las mismas aplicaciones que un PC convencional. Cuenta con teclado extraíble y es compatible con los punteros de Surface.

Si bien en algunos territorios del hardware a Microsoft le está yendo bien, en otros ha ido de fracaso en fracaso. Lo intentó con su propio sistema operativo para móviles, lo cambió, compró Nokia… No lo logró. En móviles ha sido un fracaso total. Aunque ahora se le puede estar abriendo una posibilidad con el advenimiento de la doble pantalla. Tal vez aquí tenga un hueco su Surface Duo, un móvil con dos pantallas de 5,6 pulgadas que combina «lo mejor de las experiencias de productividad de Microsoft, las aplicaciones de Android y el diseño de hardware de Surface». Con las dos pantallas extendidas genera una superficie de 8,3 pulgadas.

Estos dos últimos modelos no estarán disponibles hasta el año que viene, aunque en breve esperamos ver una demo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.