Samsung y LG presentan televisores 8K cuando el contenido 4K no ha despegado

Los dos gigantes coreanos de la electrónica han presentado modelos comerciales de teles con resolución 8K, cuatro veces más píxeles que los actuales 4K. 

LGE_8K OLED TV[144501]
El nuevo televisor OLED 8K tiene un tamaño de 88 pulgadas de diagonal.

Sí, es verdad. Comparto la opinión: todavía no ha madurado el 4K, las teles con esa resolución siguen siendo caras (ha habido una lógica reducción de precio, pero todavía es elevado), el contenido en 4K no está generalizado, a pesar de que ya haya películas y series disponibles en la mayoría de los distribuidores on line, tipo Netflix, ¿y ya anuncian 8K?
Y no es ya un anuncio teórico o de un televisor para demostraciones, son dos teles que están a punto de llegar al mercado. De hecho, en la presentación del primer modelo OLED 8K, LG anunció que para 2022 esperan haber vendido cinco millones de teles con esta resolución.
Sin embargo, a la vez que sorprende esta evolución rápida, era un paso lógico. Desde hace un par de años asistimos a una competencia feroz entre varias tecnologías. Simplificando, los dos cabezas de cartel serían Samsung enarbolando el QLED y LG abanderando el OLED. Cada una de las tecnologías tiene sus ventajas y ya se encargan los rivales de destacar los inconvenientes del contrario. En una situación así, cada paso que da uno es contestado inmediatamente por el otro. Así que, sin que haya llegado a madurar la tecnología 4K nos encontramos con al menos tres marcas que están preparadas para abordar el mercado de consumo con televisores 4K: Sharp, Samsung y LG.
Sin fecha ni precio de venta definitivos, el modelo que ha presentado LG en IFA tiene un tamaño de 88 pulgadas de diagonal.

Pero, si no hay contenido 8K…

SamsungQLed 8K
La gama de televisores 8K de Samsung arrancará en las 65 pulgadas y llega a las 85. Estarán disponibles en España en octubre.

El gran problema para saltar a mayores resoluciones ha sido tradicionalmente la falta de contenidos preparados para esas resoluciones. Sucedió en el paso a los televisores planos, en la transición del HD Ready al Full HD y de ahí al Ultra HD (UHD) o 4K y lo mismo se puede plantear ahora con los modelos QLED 8K de 65, 75 y 85 pulgadas. Sin embargo… en esta ocasión tiene truco y se llama escalado.
Todos los televisores utilizan algún tipo de escalado de las imágenes que les llegan desde cualquier fuente (la antena en el caso de las emisiones de Televisión Digital Terrestre -TDT-, cable, USB, HDMI, consola, reproductor BlueRay, internet…) al tamaño y resolución de sus pantallas. Aumentan la resolución de la imagen recibida inventándose los puntos que le faltan. Si lo hacen bien la imagen resultante es más o menos apañada, pero no siempre lo logran.
En los modelos Q900 R que ha presentado Samsung en IFA, y que estarán disponibles en octubre a partir de unos 6.000 euros (precio todavía no oficial), de esta función se encarga el sistema 8K AI Upscaling. Gracias al Quantum Processor 8K son capaces de analizar en tiempo real y fotograma a fotograma qué tipo de contenido tiene cada imagen: caras, naturaleza, explosiones, textos, cifras… y actuar en consecuencia añadiendo en cada sitio píxeles del color y el brillo necesarios para lograr la resolución 8K sin distorsionar la imagen original.
Para hacerlo, el sistema almacena 256 algoritmos con los patrones de imágenes más habituales. Para alcanzar estas 256 fórmulas varios servidores de Samsung han trabajado comparando millones de imágenes en alta y baja resolución para analizar las diferencias entre ellas y lo que se debería hacer para conseguir escalarlas a alta resolución.
El resultado, al menos en las demostraciones, es espectacular. La comparación del escalado de un televisor 4K de generación anterior y uno de 8K, a pesar de tener que hacer un trabajo cuatro veces mayor, es incontestable y se nota de forma más notable en el trabajo que realiza con letras y cifras.

Un comentario

  1. Pingback: ¿Qué fue lo mejor de IFA el Yoga Book C930 o la tele 8K de Samsung? – Entre Bits & Chips

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.