No hagas esto con tus auriculares (y menos en agua salada)

AuricularesSony

Si quieres que tus AirPods de Apple o tus Icon X de Samsung te duren, no te bañes con ellos, no aguantan inmersiones ni la corrosión del agua de mar. Si quieres hacerlo, pásate a los WF-SP9000 de Sony.

A menudo utilizo los auriculares AirPods de Apple, pero cuando se trata de hacer aogo de deporte, por mínimo que sea, prefiero unos cascos con cable y mejor sujección en la oreja. En estos casos suelo utilizar unos Bose con sujeción de arco de silicona, pero tampoco sirven para nadar. Aunque, por otra parte, ¿para qué quieres unos auriculares sumergibles?
Unos cascos inalámbricos no se pueden conectar por Bluetooth bajo el agua, y unos con cable, además de la molestia del propio cable, necesitan una fuente de música o podcast o audiolibro, como un reproductor MP3 o un móvil sumergible y que permita conectarle un jack mientras esté bajo el agua. Otra posibilidad es comprarse un equipo específico para nadar, aunque no es fácil encontrarlos compatibles con el agua salada.
Sony, con el WF-SP900, ha venido a resolver este problema. Son unos auriculares totalmente inalámbricos, es decir que no están unidos por cable al móvil o reproductor de música ni entre sí. Son sumergibles, incluso en agua de mar, hasta dos metros de profundidad durante media hora; tienen un sistema de sujeción de silicona de arco que se puede sustituir por otro de botón para nadar. Tienen batería para tres / seis horas de reproducción y una memoria interna de cuatro gigas para no depender de un reproductor.
Pero, si no tienen cable entre ellos (se les puede montar un cable de seguridad para nadar o correr con más confianza) ¿cómo reproducen la música? ¿tienen los cuatro gigas distribuidos entre los dos auriculares? ¿cómo consiguen reproducir en estéreo? La solución a estos problemas se llama NFMI, siglas de Near Fieeld Magnetic Induction, es un sistema que utiliza los campos magnéticos cercanos para establecer la comunicación entre ambos auriculares. Según lo que he podido leer en diversas fuentes, se presenta como una tecnología segura, fiable y estable.

Tres horas y cuatro gigas

En los cuatro gigas de memoria se pueden almacenar alrededor de 900 canciones, dependiendo de duración y compresión, y la batería da para tres horas, aunque la caja de transporte -que sirve de base de carga- acumula energía para otras tres cargas más, lo que le confiere al equipo una autonomía de 12 horas. En caso de utilizar el WF-SP900 de forma autónoma (sin conectarlo a un dispositivo externo), la carga de los auriculares duplica la autonomía hasta las seis horas.

WF-SP900_ColorVariation-Mid
Estarán disponibles a partir de noviembre en estos tres colores por 280 euros.

Son ligeros, pesan 7,3 gramos cada uno (soportes aparte) y se controlan mediante toques en la superficie. Así, dos toques en el lado izquierdo bajan el volumen; en el derecho, lo suben… Se puede controlar la reproducción y contestar llamadas utilizando los toques, pero también activar el modo sonido ambiente, algo más que conveniente para evitar un aislamiento excesivo mientras, por ejemplo, se corre por la calle.
Compatibles con Android y iOS (se puede invocar Siri y el asistente de voz de Google), estarán disponibles a partir de noviembre en tres colores -negro, oro y plata- a un precio de 280 euros.
Me los apunto para probar.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.