Samsung traerá en 2019 la promesa incumplida de las pantallas flexibles

La compañía coreana presentó la semana pasada, durante su conferencia de desarrolladores, un móvil con pantalla plegable que lanzará el año que viene

Llevaba camino de convertirse en otra de tantas promesas incumplidas de la industria tecnológica, pero parece que por fin el año que viene llegarán móviles con pantallas flexibles. En principio, y si se asemejan a lo que mostró en su conferencia de desarrolladores el pasado miércoles (con las luces atenuadas), serán móviles de tipo cartera, que se doblaran por la mitad.

Samsung ha llamado a su concepto de pantalla plegable Infinity Flex Display y lo ha presentado sobre un prototipo en forma de cartera rectangular del tamaño de un móvil con una pantalla frontal de 4,58 pulgadas y resolución de 1.960 x 840 píxeles. Al abrir el móvil se despliega en la parte interior una pantalla de 7,3 pulgadas con un formato de casi 4:3, como las tabletas que todavía sobreviven y estrenó el iPad, la resolución de esta pantalla es de 2.152 x 1.536 píxeles, lo que resulta en una densidad para ambas pantallas de 420 puntos por pulgada.

Para lograr que la pantalla se doble han necesitado desarrollar una tecnología totalmente diferente, ya que han tenido que prescindir del cristal como elemento de protección y al mismo tiempo minimizar las capas que forman parte de una pantalla convencional para reducir el grosor al máximo.

El fabricante asiático presentó también la interfaz One UI, una evolución de la actual Samsung Experience, todavía más simplificada -es encomiable el esfuerzo que está realizando para que la experiencia de uso sea cada vez más sencilla e intuitiva- y que además saque partido de la nueva gran pantalla. Una de las características de ésta es la posibilidad de mantener tres ventanas abiertas simultáneamente.

Más de una década

Ya en 2007, Sony mostró una pantalla que se enrollaba y desenrollaba mientras mostraba imágenes en movimiento. Era una demostración de que las pantallas flexibles e incluso plegables eran una realidad y podrían verse en dispositivos comerciales en poco tiempo. Entonces se hablaba de tres años, para 2010 estarían disponibles.

Desde entonces este tipo de tecnología se convirtió en una promesa y, a partir de 2015 era casi una exigencia. Cada vez que una de las grandes marcas anunciaba un móvil la pregunta era: ¿llevará por fin pantalla flexible? Y la respuesta era NO. Es cierto que LG lanzó su gama Flex, unos terminales con una pantalla que se flexionaba ligeramente e incluso Nokia, en uno de sus últimos estertores mostró un modelo que se podía retorcer levemente como una forma de control más.

En el último Mobile World Congress varios fabricantes anunciaron que tendrían disponibles móviles con pantallas flexibles para 2019, pero sólo mostraron conceptos. Hasta ahora. Lo que ha enseñado Samsung -que lleva mostrando pantallas flexibles en ferias desde hace ya años- es un modelo funcional.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.