BQ, próximo destino: Vietnam

El último movimiento del fabricante español BQ apunta a un traslado total a Vietnam de su división de teléfonos móviles.

Hay básicamente dos maneras de leer la última noticia del fabricante español de electrónica BQ (muchos sólo los conocen por sus móviles, pero también fabrican impresoras 3D y robots en Navarra). Para unos es un gran avance, un salto en la internacionalización, pero para otros es una consecuencia más del desembarco de la gran armada china en España.

La noticia es que BQ ha alcanzado un acuerdo con Vingroup que a medio plazo llevará toda la producción de móviles de la firma española a Vietnam. BQ ha participado en el diseño y montaje de la primera fábrica de teléfonos móviles de Vingroup, le ha licenciado dos de sus modelos para venderlos en Vietnam y “conlleva la cesión de propiedad intelectual y la transmisión de conocimiento por parte de BQ”.

Vingroup es un conglomerado vietnamita de más de 40 subsidiarias que operan en áreas tan distantes como la agricultura, la industria farmacéutica, restaurantes de alto nivel o inmobiliarias, que ha elegido a BQ como socio para adentrarse en el negocio de la telefonía móvil en un momento en el que el panorama en España no es muy halagüeño.
La fortaleza de BQ (en la rama de móviles) en nuestro país ha sido la gama media de terminales. Bien diseñados, construidos según estándares europeos de calidad, acudiendo a los mejores fabricantes de componentes y siempre con alguna característica que los hacía especiales, los Aquaris presumían además de un precio muy ajustado. Pero desde hace un par de años y sobre todo en este 2018 la competencia china está resultando feroz.

Es cierto que ya había marcas chinas operando en España, pero 2018 ha sido el del desembarco total. Y todavía no se ha visto cómo va a afectar a las cuotas de mercado de todos los contrincantes en el reñido segmento de las clases medias, precisamente donde BQ tiene su foco.

También es verdad que un fabricante de móviles no puede fijarse en mercados nacionales, a no ser que estos sean de decenas de millones de potenciales consumidores. Contar con una masa crítica suficiente es esencial para lograr precios competitivos en los componentes más caros. Y BQ ha intentado salir a otros mercados, como Angola, en donde, por cierto, dio la campanada. Este acuerdo de colaboración con la vietnamita Vingroup podría encuadrarse en esa misma estrategia.

De momento, lo que dicen los datos que ha proporcionado BQ es que alrededor de un centenar de ingenieros españoles están involucrados en el proyecto de creación de la fábrica y el diseño y desarrollo de los móviles. Vingroup ha invertido 30 millones de euros en el montaje de unas instalaciones que serán capaces de fabricar 20.000 unidades al día.

En la planta, cuya puesta en marcha ha sido liderada por la firma española y ha sido realizada en cinco meses, Vingroup fabricará sus propios terminales con la marca VSmart con la licencia, la propiedad intelectual y el conocimiento de BQ, y también los nuevos modelos de la propia BQ.

Si bien desde la compañía española nos han contestado que “el objetivo es trasladar a Vietnam progresivamente la producción de nuestros próximos modelos de móviles”, también han confirmado que “las impresoras 3D y los productos de robótica continuarán produciéndose en nuestra fábrica de Navarra“.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.