SPC, cuando manejar el hogar inteligente es realmente simple

La compañía tecnológica española SPC ha lanzado una nueva gama de 17 equipos bajo el concepto de hogar inteligente. He probado tres y dan sentido a mi aburrida Alexa

Tengo cierto cargo de conciencia. Sé que infrautilizo mis equipos Amazon Alexa y Google Home. Deben de estar aburridos, excepto estos últimos días. Les pido lo típico: que me pongan música, que me digan el tiempo que hace en Zarautz, en Pamplona, Londres, Barcelona… o que me cuenten las noticias, pero son demasiadas alforjas para ese viaje tan corto.

Lo que he añadido ahora han sido un par de equipos de SPC. En realidad, han sido tres, pero uno de ellos no cuenta mucho en la ecuación Alexa (o Google Home) + SPC. Vamos por partes. Los tres equipos de SPC que he estado probando son la bombilla Sirius 1050, el enchufe Clever Plug y la cámara TEIA.

¿Manejarlos con el móvil o con la voz?

El problema que siempre he visto para los sistemas de iluminación inteligentes es que hay que manejarlos con el móvil. A mí, realmente, me resulta más cómodo (o al menos tan cómodo) utilizar el interruptor de encendido que emplear una app en el móvil o en la tableta para encender o apagar una luz o cualquier otro elemento conectado por ejemplo a un enchufe inteligente. Y aquí es donde se dan valor mutuamente los asistentes digitales por voz (los elementos IoT -Internet de las cosas- de SPC son compatibles con Alexa y Google Home) y los sistemas domésticos conectados, como iluminación…

La diferencia es tomar el móvil, abrir la aplicación, buscar la luz que quieres apagar o decir: “Alexa, apaga la luz del cuarto de estar” o “Alexa, enciende la cafetera”.
Pero para llegar a ese estadio hace falta una doble instalación. Por un lado, hay que conectar los dispositivos a través de la app propia y gratuita SPC IoT, un proceso rápido en el que lo más complicado es recordar la clave de la WiFi. Con este paso ya podemos manejar los equipos con la app desde el móvil o la tableta.

Bombilla, enchufe y cámara de vigilancia

Los que he probado son una bombilla, un enchufe y una cámara de vigilancia con sensor de movimiento. La bombilla se puede encender, apagar, regular la intensidad o cambiar el color; el enchufe permite las dos posiciones de encendido y apagado y la programación de ambos y la cámara, además de activarse cuando detecta movimiento (envía un aviso al móvil o móviles asociados) tiene giro de 360 grados en horizontal y de 180 en vertical y genera una imagen clara tanto en capturas fijas como en vídeo.

Yo creo que es lo mejor que puede decirse de un equipo: que es sencillo y que funciona de acuerdo con lo que ofrece. Además, en este caso, son baratos. Cuestan respectivamente, 29,90 euros la bombilla, 22,90 el enchufe y 59,90 la cámara de vigilancia.

Si queremos manejar los dos primeros mediante la voz, tendremos que instalar una skill (las app para Amazon Alexa) y activarla con nuestra cuenta de Alexa, es Smart Life, de Tuya, compañía con la que se ha asociado SPC. Una vez activada la skill de Tuya en la cuenta de Alexa, se puede ordenar que se encienda o apague la bombilla o lo que esté conectado al enchufe. En el camino se pierde muchas posibilidades que sí ofrece la aplicación para móvil, como la programación o el cambio de color.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.