El cambio de regulación anima a LG a traer su sistema de energía solar

El “impuesto al sol” ha sido un freno para el despliegue de una energía limpia y barata. La nueva regulación permitirá su despegue.

Hubo un tiempo en el que pareció que lo teníamos claro: España era uno de los lugares más adecuados del mundo para desplegar energía solar. Se llegó incluso a investigar, algo no tan común ni sencillo en nuestro país, y todavía quedan conocimiento y patentes de aquella época. Después languideció. Dicen los analistas que no era el momento, que en esas décadas era una tecnología cara y poco eficiente. Luego una regulación que impedía el autoconsumo (el llamado “impuesto al sol”) terminó por enterrarla.
Hace ya algún tiempo que la energía solar se convirtió en competitiva frente a las fuentes energéticas tradicionales. En el último lustro se ha abaratado hasta llegar a quedarse en aproximadamente el 20% de lo que costaba y resulta rentable incluso en países tan septentrionales como Dinamarca.

El reto del autoconsumo

El gran freno en España fue el marco regulatorio, y ha cambiado. El autoconsumo, es decir, poder producir energía solar sin necesidad de venderla a la red eléctrica sino consumirla directamente, ya es legal. Son las condiciones que necesitaba LG para traer a nuestro país una de sus áreas básicas de negocio.
Pero, ¿LG no se dedicaba a fabricar móviles y electrodomésticos? El catálogo de un buen número de compañías asiáticas es inmenso; desde Panasonic a Samsung… o a LG. En el caso de esta firma coreana, llevan metidos en el negocio de los paneles solares tres décadas y en estos 30 años han invertido 2.000 millones de euros en investigación y desarrollo en esta área.
LG parece haber encontrado su motivo, más allá de ganar dinero. Bajo sus dos lemas: “Life’s good” (la vida es buena) e “Innovation for a better life” (innovación para una vida mejor) se han propuesto el reto de reducir el consumo de agua y de electricidad, ser más verdes. Lo llaman “Smart Green” y el sistema de energía solar que han comenzado a comercializar este año en España está totalmente alineado con ese “Verde Inteligente”.
El reto en este caso es afrontar el aumento del consumo energético (no se va a reducir, sino que con seguridad va a aumentar en los próximos años) con fuentes limpias.

Por las dos caras

La propuesta de LG se basa en las nuevas generaciones de paneles NeON 2, NeON R y NeON Bifacial, todos ellos con una garantía de 25 años -la compañía coreana ya sorprendió hace un par de años con garantías de 20 años en los motores de algunos de sus electrodomésticos- y con un aumento de la eficacia energética de hasta el 30% en el mismo espacio ya que el NeON Bifacial es capaz de generar energía por ambos lados de la placa.
Su objetivo para la primera fase son las empresas y las comunidades de vecinos y en la segunda abordarán las residencias unifamiliares con soluciones completas, desde los paneles y su gestión hasta las baterías para acumular la energía que se produce durante el día y no se consume.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.