¿Cómo afectará el 5G al coche conectado?

Telefónica y SEAT muestran en el ámbito del MWC de Barcelona cómo puede ayudar la nueva generación de telefonía en la seguridad vial.

¿Cómo se pueden demostrar las virtudes del 5G? Ésa es hoy en día una de las preocupaciones de todos los sectores involucrados en su despliegue. El 4G era muchísimo más rápido que el 3G y cuando se estaba comenzando a desarrollar se identificaron ejemplos: puedes descargarte una película HD en menos de un minuto… 

Eso ya no sirve. Ya no se trata de rapidez. O, dicho de otra manera, la rapidez ha aumentado tan exponencialmente que es otro nivel. Ahora, con retardos de escasos milisegundos ya se puede actuar sobre situaciones que tienen que ver con la seguridad. Uno de los ejemplos que ha traído Telefónica junto con SEAT a este Mobile ha sido la conducción conectada.

La demo, realizada a bordo de un SEAT Ateca, consistía en un recorrido por una carretera convencional cerca de Fira, en L´Hospitalet de Llobregat. El coche era capaz de detectar y avisar al conductor en tiempo real de cosas que suceden un poco más allá de su zona de visión. Un peatón cruzando un paso de cebra, una bicicleta en un cruce o un coche parado en el arcén.

En esta ocasión no se trata de sensores ni de cámaras con grandes ángulos de visión e inteligencia artificial para identificar los obstáculos, sino de comunicación entre vehículos y vehículos o vehículos y otros objetos. La tecnología en la que se basa es C-V2X (Cellular Vehicle to Everything) y un sistema de computación distribuida que, gracias a la nueva generación de telefonía móvil (5G) permite la instantaneidad.

De esta forma, un semáforo puede detectar con una cámara térmica la presencia de un peatón y, a través de Edge Computing (informática distribuida), lanzará un mensaje que se mostrará en el salpicadero del coche.

En el caso de un coche parado por una avería que ocupa un carril o el arcén, el propio vehículo, a través de un interfaz de comunicación directa, avisará a los vehículos que se acerquen de su presencia, mientras que la bicicleta contaba con un módulo y un balizado ultrawideband desplegado en la zona.

En un futuro próximo, tal vez en las demos del año que viene, serán los propios móviles quienes se encarguen de advertir de la presencia de peatones, bicis o vehículos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.