Huawei Mate X, la sorpresa del MWC2019

Con las presentaciones gordas de la feria liquidadas entre el domingo y el lunes, el ganador de momento es el Huawei Mate X, el móvil plegable.

En la presente edición de la feria mundial de telefonía hay dos tendencias fundamentales y dos ganadores: los móviles plegables y los 5G. El baile entre los primeros lo comenzó Samsung cuando mostró el pasado día 20 el Galaxy Fold, una presencia casi fantasma porque ni se dieron las características técnicas del equipo ni se pudo tocar. Durante unos días fue “el” terminal plegable, hasta que llegó Huawei con su Mate X.
Los lectores no tienen por qué saberlo, pero las presentaciones en estas ferias en ocasiones son excesivamente largas y, hasta que llega lo que estás esperando dejas pasar muchos equipos interesantes. En el caso de Huawei, el morbo lo tenía el X, sobre todo porque se había filtrado un equipo plegable, con pantalla flexible de un aspecto fabuloso que superaba con mucho todo lo visto anteriormente.
Vamos, que el Mate X se hizo esperar y las expectativas eran muy altas. Decepcionó un poco frente a la filtración, pero batía a priori a la propuesta de Samsung. Si bien el elemento más llamativo es la pantalla que envuelve el terminal, el mayor ejercicio lo han tenido que realizar con la bisagra. Hasta 100 componentes y tres años de investigación.
La tecnología de la pantalla flexible es OLED; cuando está plegada mide 6,6 pulgadas de diagonal, pero cuando luce todo su esplendor es cuando se abre: 8 pulgadas. El formato pasa de un formato más o menos convencional (19,5:9) a otro prácticamente cuadrado. El problema que tiene una pantalla cuadrada en una era audiovisual como la que vivimos es que al reproducir una película o una serie se desperdicia casi la mitad de la misma.
Al estar envuelto por la pantalla, se puede utilizar para ver simultáneamente lo mismo por las dos caras o cosas diferentes. Por ejemplo, se puede emplear para que en un retrato el retratado vea lo mismo que está viendo la cámara. Por cierto, una Leika de doble propósito integrada en la solapa que hace de cierre del terminal. También se puede emplear para multitarea con dos aplicaciones abiertas.
El Huawei Mate X no sólo es plegable, sino que también es 5G. Está equipado con lo mejorcito que sabe hacer Huawei, el procesador Kirin 980 acompañado de un modem 5G Balong 5000. De batería va muy bien: 4.500 miliamperios y con una espectacular carga rápida de ¡55 vatios!
Ni la gran batería ni las cinco antenas 5G integradas comprometen el grosor del X. Abierto mide apenas 5,4 milímetros y cerrado los duplica: 11 milímetros.
Y, como suele suceder siempre que llega una tecnología diferente, ¿qué es lo peor? El precio. Dicen que tiene su público, pero hay que preparar 2.299 euros. Llegará en la primera mitad de este año con ocho gigas de RAM y 512 gigas de almacenamiento.
En cuanto a la segunda tendencia, el 5G, de momento, la propuesta de Xiaomi es difícil de batir, con un precio de 599 euros.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.