Sony presenta muy buenas teles OLED, pero no renuncia al LED (ni al audio)

Sony está paseando por España los productos estrella de su nuevo catálogo. Febrero y marzo son los meses en los que las grandes compañías de electrónica de consumo muestran lo que nos va a llegar de lo que habitualmente presentan en el Consumer Electronic Show de Las Vegas.

El foco está puesto en las teles. Sony es uno de los fabricantes que mejor partido ha sabido sacarles a los paneles OLED fabricados por LG y los complementa con tecnologías innovadoras e interesantes, como el Acoustic Surface Audio.

A pesar del buen rendimiento que le da a esta tecnología de paneles, no abandona el LED. Muy al contrario, lo evoluciona con su mejor procesador y con una tecnología de audio similar al Acoustic Surface Audio.

Resolución 8K en un panel LED

El tope de gama comienza con un televisor con resolución 8K, el ZG9, con un panel LED y la última versión del procesador gráfico X1, el Ultimate, supuestamente muy superior al X1 Extreme, aunque en la demo que hicieron había momentos en los que personalmente me inclinaba a favor de este último. Estará disponible en 85 y 98 pulgadas.

El X1 Ultimate irá en los modelos más altos de la gama OLED y la Full Array LED (la retroiluminación se produce de forma controlada en toda la parte trasera del panel, no desde uno o dos de los laterales), mientras que en el resto el trabajo gráfico dependerá del X1 Extreme.

Ya el año pasado Sony incorporó el sistema de sonido Acoustic Surface en sus teles OLED más caras. La idea es acercarse lo máximo posible a la calidad de un cine también en sonido. En los cines, los altavoces están colocados detrás de la pantalla, de tal forma que el sonido se proyecta directamente a los espectadores desde la zona de la pantalla en la que se produce. La forma de trasladar eso a una tele ha sido convertir el propio panel OLED en la membrana del altavoz. Dos activadores traseros se encargan de realizar el trabajo. El resultado es que se puede efectivamente lanzar el sonido desde el área en el que se está produciendo la acción o el diálogo.

Sonido de cine en LED

Además de haber mejorado el sistema para las teles OLED, han ideado otro llamado Acoustic Multi-Audio para los paneles LED, formados por varias capas que chocarían ente sí si se les aplicara el Acoustic Surface. El sonido cine, por cierto ambos están avalados por Dolby Atmos, se consigue es los LED mediante pequeños altavoces colocados en la parte trasera, pero orientados hacia el espectador.

En total, contando con las diferentes gamas, tecnologías y tamaños, la oferta de Sony se compone de 31 modelos entre las 32 y las 98 pulgadas. De momento, sólo se conoce el precio de los XG95, los Full Array LED con el procesador X1 Ultimate. Estará entre los 1.999 euros del de 55 pulgadas y los 4.499 del de 75.

La lámpara altavoz

SoundGlass
No, no es un quinqué antiguo; es un altavoz moderno.

Las teles son la estrella, pero lo que queríamos ver era el Glass Sound Speaker. El nombre es LSPX-S2 y es una especie de quinqué con una iluminación de vela regulable en el que el cristal que protege la falsa llama es la membrana del altavoz. Es una tecnología muy similar al Acoustic Surface, pero difunde el sonido en 360 grados. Lleva batería y se conecta con la fuente de sonido por BlueTooth. Estará disponible en España a partir de mayo y el capricho costará 600 euros.

Otra curiosidad,  aunque cada día lo son menos, es el tocadiscos PS-LX310BT. Parece un tocadiscos de los de toda la vida, excepto por esas B y T del final del nombre. Indican BlueTooth. Es decir, no hace falta que el tocadiscos esté conectado por cable con un par de cajas, sino que se puede conectar con cualquier tipo de altavoz BlueTooth.

El resto de equipos de audio se ha ido actualizando, pero manteniendo su esencia: resistentes al agua, portátiles, equipados con batería, BlueTooth, sonido envolvente, luces a juego, colores vivos… La estrategia les ha dado buen resultado y han pasado de tener una cuota de entre el 7 y el 10% de mercado en unidades, a duplicarla y llagar al 20% el año pasado. Así que se aplican la máxima: “Si funciona, no toques”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.