Xiaomi, mucho más que móviles baratos

La compañía china se ha abierto paso en el mercado de los móviles con terminales que comparten características de los más altos de gama y precios muy ajustados. Pero su catálogo incluye desde teles a portátiles.

Todavía no se acerca, ni de lejos, a los inmensos y variados catálogos de gigantes como Samsung, LG o Panasonic, por poner ejemplos de dos países asiáticos, pero la compañía china Xiaomi fabrica desde móviles hasta televisores; desde mochilas hasta bolígrafos, pasando por dispositivos conectados o robots aspiradores.
Un paseo por una casa alquilada para demostrar todo lo que puede ofrecer ya en nuestro país no deja habitación en la que no encaje un producto suyo. Por ejemplo, la puerta de entrada de la casa está equipada con un sensor de apertura y un detector de movimiento que pueden poner en marcha una alarma, un sistema de aviso a un móvil o encender una lámpara, todo ello con el sello Mi de Xiaomi. Es parte de Mi Smart Sensor Set, un kit que, con un precio de 79,90 euros, ofrece dos sensores para puertas o ventanas, in interruptor inalámbrico, dos sensores de movimiento (son muy pequeños y se pueden trasladar de lugar) y un puerto de control del sistema que, además, permite conectarlo a otros dispositivos como una sirena, una lámpara…
Por cierto, también tiene lámparas, desde una muy sencilla de luz blanca fabricada por Philips hasta la Mi LED Smart Bulb, de 10 vatios, con programación de encendido y apagado y regulación de color e intensidad desde el móvil o a través de Google Assistant o Amazon Alexa. El precio de esta lámpara es de 19,90 euros y sí, también se puede controlar con iPhones (la app Mi Home está disponible para los teléfonos de Apple).
Volviendo a la seguridad, el kit se puede complementar con una cámara de vigilancia con resolución 1080p y visión nocturna. Por un precio muy reducido, 39,99 euros, está motorizada para poder girar y no dejar puntos muertos.

Dime cuánto peso

Y ¿qué podemos poner en el baño? Por ejemplo, un cepillo de dientes, el Mi Electric Toothbrush (34,99 euros). Tiene tres modos de cepillado -suave, estándar y personalizado-, batería para medio mes de uso y resistencia al agua IP-X7.
También es un buen lugar para la Mi Body Composition Scale, una báscula que además de asustarte con el peso es capaz de dar datos desagregados de grasa, líquidos y masa muscular. La tengo entre los pendientes de prueba, pero no hasta que pasen un par de semanas y mi peso vuelva a ser el habitual y no el posvacacional. El precio de esta báscula es de 34, 99 euros.
No sé el precio ni tampoco estoy seguro de que las vendan en España, pero Xiaomi también fabrica ¡toallas! No están conectadas, pero están tejidas con un algodón especial que se seca más rápido que el habitual.
Para ayudar a controlar el peso están las pulseras de actividad, tanto la muy básica Mi Band 3 (29,99 euros) como la más avanzada Amazfit Stratos +, con cristal de zafiro, quince modos adaptados a distintos deportes, batería para cinco días… Eso sí, el precio se multiplica por diez: 229,99 euros.

Arroz, placas de inducción

Para la cocina, el catálogo de Xiaomi recoge al menos un hervidor de agua, una arrocera eléctrica (no tiene un recetario gastronómico español, pero es muy adaptable a nuestros gustos, excepto paellas) y una placa de inducción para colocar directamente sobre una encimera o una mesa, sin necesidad de instalación (54,99 euros).
Pasamos al cuarto de estar. ¿Qué tal un descodificador compatible con Android TV 6.0 con el que lanzar a la tele el contenido que vemos en el móvil? El Mi Box S permite resolución 4K a 60 cuadros por segundo y cuesta 64,99 euros).
Sin salir de esta habitación, y a pesar de que Xiaomi tenga televisores entre sus productos, en España nos tenemos que conformar con el Mi Laser Projector 150″. Es un proyector de tiro corto que puede crear una pantalla de 150 pulgadas colocado a unos 50 centímetros de la pared. Es bastante completo tanto por sus características en cuanto a reproductor de imágenes como en lo que se refiere al sonido, aunque presenta las mismas pegas que cualquier proyector frente a un televisor de última generación: menos luminosidad, menos contraste, ausencia de negros puros… El precio es de 1.899 euros.
En el salón, el despacho, la cocina o donde se quiera, se puede trabajar, navegar, ver series… en un portátil de 13,3 pulgadas, con 256 gigas de almacenamiento en memoria sólida… 899 euros.
Y si lo que quieres es salir pitando, el Mi Electric Scooter es un patinete eléctrico plegable de 12,5 kilos de peso y 30 kilómetros de autonomía, con sus luces frontales y de freno, con doble sistema de frenado… 399,99 euros.
Y también hay robots desmontables para los más pequeños, bolígrafos, altavoces, auriculares, luces autónomas con sensor de movimiento, robots aspiradores… Para todos los gustos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.