Alexa Echo Show 5, un híbrido entre el Show y el Spot

Amazon aprende y lanza un Echo con una pantalla rectangular (como debe ser) de 5,5 pulgadas. ¿Tiene sentido mantener el Echo Spot con pantalla redonda de 2,5 pulgadas?

La pregunta de la entradilla no es retórica. Para mí, no tiene mucho sentido mantener en el catálogo de los altavoces de Amazon el Echo Spot, el primer equipo de la familia Alexa que tenía pantalla. Para empezar, la pantalla del Spot es redonda: un círculo de 2,5 pulgadas de diámetro que obliga a convertir las imágenes para poder mostrarlas. Además, cuesta 129,99 euros frente a los 89,99 del nuevo Echo Show 5.

Si tienes mejor sonido, mayor pantalla y en formato rectangular y es más barato, creo que la respuesta es obvia.

También es cierto que la solución de unir en un equipo un altavoz inteligente con una pantalla de 10 pulgadas, como hizo Amazon con el Alexa Echo Show tampoco me parecía muy acertada. Si miras de frente al híbrido resultante, parece una tableta, pero por detrás, es más similar a un antiguo televisor de los de tubo. Vamos, que no lo vas a poder llevar bajo el brazo como un libro, ni te lo vas a poder apoyar en las rodillas para ver una serie.

El nuevo miembro de la familia recuerda a los primeros navegadores dedicados para coche, a esos TomTom con pantallas de cuatro o cinco pulgadas y un tanto gruesos, solo que aquí el fondo todavía es más profundo: más de siete centímetros, aunque sirve, además de compartimento para toda la circuitería (los móviles llevan más tecnología en su interior y son bastante menos voluminosos y llevan batería), para albergar un altavoz de 42 milímetros de diámetro de gama completa.

Está muy pensado para tenerlo en la mesilla de noche y que nos sirva para controlar el “cierre” de la casa -apagar luces, la tele, cerrar persianas, mandar avisos y dar las buenas noches al resto de la familia en casa o fuera…- escuchar música o las últimas noticias del día o verlas en la pantalla y, a la mañana siguiente, puede hacernos de despertador, a la vez que consultamos las tareas del día, el calendario, el estado del tráfico y del tiempo…

charcoal_button_press_COVEREDComo la privacidad es uno de los aspectos más comentados en torno a este tipo de dispositivos, sobre todo si tienen cámara como los Echo Show y Spot, desde Amazon han dotado a este Show 5 de un botón que tapa físicamente la cámara al tiempo que desconecta la alimentación eléctrica de los micrófonos. La privacidad está asegurada, pero nos tenemos que olvidar del control por voz aunque nos desgañitemos diciendo Alexa haz esto o lo de más allá. El Echo nos ignorará.

En caso de tener la cámara y los micros bloqueados, podemos recurrir a los controles manuales en la pantalla táctil. Ojo, hay que aprender. La interfaz no es la misma que en las tabletas; está adaptada.

Características

El Echo Show 5, mide 148 x 86 x 73 milímetros (ancho, alto, profundo) y pesa 410 gramos. Tiene una pantalla de 5,5 pulgadas de diagonal con formato 16:8 y una resolución justita, similar al qHD -960 x 480 píxeles-. La cámara tiene un sensor de un mega, algo que dista mucho de las cámaras de los teléfonos actuales, aunque siempre se va a utilizar en ambientes domésticos. Lleva un único altavoz de gama completa de 42 milímetros de diámetro, aunque también tiene una salida para altavoces externos.

El precio de venta en la propia página de Amazon es de 89,99 euros.

Un comentario

  1. Pingback: Alexa Echo Show, modo rutina – Entre Bits y Chips

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.