No, el Nest Hub de Google no es para ver series ni películas

Nest Hub es el primer asistente digital de Google con pantalla. No está pensado como un reproductor multimedia ni una tableta sino que quiere ser el centro del hogar conectado.

La primera función que enseñan en la demo del Nest Hub no es el control por voz ni la resolución de la pantalla ni encender una lámpara o una cafetera. Lo primero que muestran es Vista de la casa. Aparece deslizando el dedo desde la parte superior de la pantalla y en ella podremos gestionar todos los equipos (los que sean compatibles) conectados que tengamos en la casa, desde lámparas, termostatos, enchufes inteligentes, timbres, cámaras… Ésta es la vocación del Nest Hub.

Lo que tienen claro es que no es un aparato para ver películas o series. En todo caso para compartir ocasionalmente fotografías o videoclips. Tampoco es una tableta con la que podamos navegar por la web; de hecho no se puede navegar en sentido estricto, sino hacer búsquedas. Es otra cosa: un asistente digital que complementa el audio con imágenes. Y también con música, claro. Por cierto, los videoclips de YouTube están libres de publicidad en los Nest Hub y además tienen tres meses de la versión Premium, muy útil para hacer multiroom y enviar música a otras habitaciones.

Una pantalla para cocinar

IMG_1285La pantalla en este caso es de siete pulgadas y cuenta con una resolución de 1.024 por 600 píxeles. No es la bomba, pero es más que suficiente para las funciones que han previsto, desde mostrar un carrusel de fotografías o compartir nuestras propias imágenes, hasta videoclips musicales o simplemente un modo reloj cuando llega la hora de acostarse.

Una función que ejemplifica muy bien el uso de la pantalla es la ayuda para cocinar. Google ha llegado a acuerdos con Canal Cocina, Directo al Paladar, Qué apetito, Petit Chef y Tastemade para crear una experiencia de cocina asistida. Cuando le pedimos que nos busque una receta, a la vez que nos cuenta los ingredientes necesarios y los pasos para cocinarlos lo muestra por pasos en la pantalla.

Otro ejemplo son los mapas. Cuando pedimos un trayecto determinado nos dirá lo que tardaremos en llegar, pero a la vez nos muestra un mapa con la ruta y con los posibles atascos. Igual que con el móvil, cierto. Pero, ojo, los Nest Hub no están vinculados al móvil, sino a la red WiFi y a la cuenta de Google. Y aquí también podría haber un problema: en una casa con varios habitantes, ¿a qué cuenta se vincula? ¿Lee la lista de contactos de todos los habitantes de la casa? ¿Ve los calendarios de todos ellos? Se pueden configurar hasta seis huellas de voz (voice match); puede reconocer hasta seis usuarios y responderá en función de la cuenta de Google de cada uno de ellos.

Un intérprete a bordo

Una función interesante para pequeños negocios de cara al público es el traductor. El Google Nest Hub puede hacer de intérprete en todos los idiomas disponibles en Google Translator. La pantalla en este caso también sirve de apoyo, porque pasa la voz a texto y podemos no sólo oír sino también leer la traducción.

Para oír con claridad, estos equipos disponen de dos micrófonos de largo alcance y, en el lugar en el que en los Nest Hub Max (anunciados por Google y con pantalla de 10 pulgadas) llevan una cámara, en este caso tienen un sensor medioambiental que permite adecuar el brillo de la pantalla. El altavoz es de rango completo y está instalado detrás de la pantalla. No tiene batería por lo que siempre tiene que estar enchufado a la red eléctrica además de a la wifi.

Al no tener cámara, no se pueden realizar videoconferencias. Pero sí llamar si tenemos activado Dual. Eso sí, ambos interlocutores lo deben tener.

Disponible en dos colores: gris (tiza) y negro (carbón), se puede reservar desde ayer, día 6 de junio, y sale a la venta el próximo día 12 de junio por 129 euros.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.