Si vas a hacer un viaje largo en avión, estos auriculares te pueden venir bien

Sony mejora sus auriculares inalámbricos con cancelación de ruido más avanzada, cuna de carga muy ligera y estética y una batería que en total puede aportar 24 horas de música y silencio.

Lo último de Sony en audio se llama WF-1000XM3. Los más familiarizados con la marca, nada más leer 1000X ya saben que se trata de un equipo con cancelación de ruido ambiente. Y es que se está convirtiendo en una familia con varios componentes.
En realidad, estos WF-1000XM3 vienen a mejorar una versión anterior, los WF-1000X. Y lo hacen añadiéndole duración de batería, un sistema de cancelación de ruido más avanzado, compatibilidad con Google Assistant y carga más rápida. Además, de mostrar un diseño cercano a las propuestas de cosmética o casi de joyería.
Por lo que se refiere a la duración de la batería, la autonomía de los auriculares pasa ahora a ser de seis horas utilizando la cancelación de ruido exterior, que, contando con las recargas de la cuna de transporte se prolongan a 24 horas.
Cuentan con un sistema de carga rápida que en 10 minutos inyecta energía para hora y media de autonomía. Vamos, que una visita al baño en el avión o levantarse para estirar las piernas en ese viaje de largo recorrido es suficiente para 90 minutos extra.
La mejora de la cancelación de ruido se debe a la tecnología Dual Noise Sensor, basada en el nuevo procesador HD Noise Cancelling QN1e que permite que los micrófonos de superficie de los auriculares capten mejor el sonido ambiente. La cancelación de ruido funciona básicamente escuchando el ruido del espacio en el que estamos y restándolo, para ello, además de captar bien el sonido se crea una onda de sonido contraria al sonido que queremos anular. Por ese motivo la cancelación de sonido es más eficaz con ruidos de fondo continuos, como los reactores de un avión o el sonido de un tren.
IMG_1462
Cada auricular está dotado de conexión Bluetooth, batería, micrófonos, altavoz con imán de neodimio y diafragmas de seis milímetros y de un panel táctil, que se puede configurar desde la app, para controlar el sonido, la reproducción, atender o colgar llamadas… e invocar el asistente digital de Google, Google Assistant.

Pero la cancelación del ruido ambiental no sólo es conveniente para que nos moleste menos, sino para mejorar la escucha de música o, incluso, en las conversaciones telefónicas. Los auriculares tienen imanes de neodimio, los diafragmas son de tipo cúpula, de seis milímetros de diámetro. No puedo decir que los haya probado, pero sí me los he colocado y he comprobado el funcionamiento de la cancelación. Y el resultado no tiene nada que ver con unos auriculares convencionales.

También contribuye en la calidad del sonido la adopción de un nuevo sistema de transmisión Bluetooth. Tradicionalmente la conexión entre el emisor (móvil, tableta, ordenador…) y los auriculares se establece con uno de los dos y desde éste se transmite al otro auricular. En este caso, la sincronización es simultanea. Por decirlo de una manera gráfica, los dos auriculares tienen una conexión Bluetooth activa.
Son pequeños, ligeros, ergonómicos y llenos de tecnología. Pesan 8,5 gramos cada uno y vienen con dos tipos diferentes de tapones y distintos tamaños. Cuando se colocan mantienen tres puntos de contacto con la oreja del usuario. La sensación de sujeción es muy buena.
Estarán disponibles en España durante los primeros días de agosto en dos colores. Blancos o negros, con una funda de transporte-cuna de carga de color blanco (en realidad un blanco quebrado a gris) con tapa bronce el primero y negra y oro rojo la segunda. Si me dan a elegir, me quedo con el negro… ¿El precio? 250 euros.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.