Note 10: Samsung rediseña su móvil más profesional

Dos modelos: 10 y 10+ con pantallas de tamaño diferente y algunas características distintas y un terminal compatible con las redes 5G

Samsung ha logrado para su terminal más exclusivo -con permiso del Galaxy Fold que llega en septiembre- unas pantallas con bordes tan reducidos que se ha animado a presentar dos tamaños diferentes, uno de 6,3 pulgadas y otro de 6,8, Note 10 y Note 10+, respectivamente.

Las pantallas son las Dynamic AMOLED Infinity-0. Como regla mnemotécnica, me sirve pensar que son pantallas infinitas, es decir, que ocupan toda la superficie del terminal, menos un agujero por el que asoma la cámara (infinito menos O). En esta ocasión, una única cámara delantera. Con unos marcos tan reducidos, el Note 10, de 6,3 pulgadas, mide justo 15 centímetros de alto (151 x 71,8 x 7,9 milímetros). Aprovechando esa proporción de pantalla sobre superficie total (por encima del 90%), el Note 10+, con pantalla de 6,8 pulgadas de diagonal, supera por poco los 16 centímetros (162,3 x 77,2 x 7,9 milímetros).

Sorprende la gama de colores para unos terminales ‘ejecutivos’: blanco, azul tornasolado, negro, rosa (sólo para el 10)

Los Note tienen un rasgo distintivo: el S Pen, ese puntero al que le van añadiendo más y más funciones en cada versión y que lo hizo único desde el inicio de la gama. De hecho, los Note crearon un subgénero de terminales móviles precisamente por el puntero, y lo que en un principio algunos vieron como (lo reconozco, yo también lo creí) una vuelta a un pasado superado resultó ser algo más que un nicho para repartidores, flotas y comerciales.

El lector de huellas se ha desplazado verticalmente en la pantalla para que resulte más cómodo

Sin embargo, cuando uno ve un Note, sin necesidad de comprobar que lleva un puntero, sabe que es un Note. Es un conjunto de matices. Son terminales elegantes, con materiales premium, terminaciones muy cuidadas, colores sobrios, aspecto macizo, compacto… Están pensados para acompañar a ejecutivos que no pueden vivir sin sus tablas Excel y que necesitan un terminal de pantalla grande y potencia para trabajar en multitarea y aguantar su ritmo.

IMG_1769La nueva generación de Note se aleja un poco de ese modelo. No pierde la potencia que le caracteriza, pero se atreve incluso con una gama de color cercana a los P30 Pro de Huawei: traseras tornasoladas que cambian de color depende de cómo incida la luz y hasta un móvil en tono rosa.

Imagino que ese nicho de ejecutivo no es tan monolítico como podría parecer y cada vez el perfil es más variado. ¿Por qué no aprovechar la potencia de los nuevos Exynoos 9825 construidos en tecnología de siete nanómetros para hacer otras cosas como jugar o editar vídeos en el propio móvil?

Añaden funciones al S-Pen y otras características como editor de vídeos en el propio móvil. Una aplicación simple, pero eficaz.

Los Note 10 comparten grosor, justo un milímetro por debajo de los ocho. En parte estos 7,9 milímetros se deben a una ausencia. No llevan conector de 3,5 milímetros para los auriculares, un paso que lo dan como de puntillas, con cierto miedo a que los usuarios rechacen esta pérdida, aunque no es el primer terminal de la marca que lo retira.

Todavía tienen más recelo ante la reacción de los posibles compradores cuando noten que el Note 10 (no así el Note 10+, que la mantiene) carece de bandeja para una tarjeta microSD de memoria. Ambas pérdidas, conector jack de 3,5 milímetros y bandeja de memoria en el Note 10, son concesiones al diseño (menor grosor y peso) y también sirven para recuperar espacio que destinan a otros elementos clave, como la batería o la cámara de vapor.

Cámara de vapor

Cualquier procesador, incluso un procesador potente construido sobre tecnología de siete nanómetros, como se supone que es el Exynos 9825 que equiparán ambos modelos en su versión europea (en Estados Unidos optarán por el Snapdragon 855 de Qualcomm), sometido a cargas de trabajo importantes genera calor, mucho calor. Sobre todo cuando se trata de juegos que tiran de potencia de cálculo, gráficos, uso de pantalla y de sonido. Por ese motivo, cada vez más móviles se equipan con sistemas de refrigeración basados en cámaras de vapor. El mecanismo es sencillo: un circuito cerrado con un líquido que se convierte en vapor por el calor del procesador. El vapor se enfría y se vuelve a condensar para que el ciclo se repita constantemente. Pero hay que miniaturizarlo para encajarlo en un móvil de menos de ocho milímetros de grosor.

Batería inteligente

La batería es una de las pocas diferencias entre el Note 10 y el 10+ (la pantalla es la más notable, claro. No sólo por su tamaño, sino por su resolución: 2.280 x 1.080, frente a 3.040 x 1.440 puntos). El primero cuenta con una capacidad de 3.500 miliamperios, mientras que el Plus presume de 4.300, una diferencia sustancial pero que probablemente no le dé muchas más horas de autonomía teniendo en cuenta la diferencia de tamaño de pantalla y de puntos (la densidad de la pantalla del Note 10 es de 401 puntos por pulgada frente a los 498 del Plus).

Samsung lanza este año dos modelos de Note: el Note 10 y el 10+, además, una versión de este último compatible con redes 5G

El control de la batería está guiado por inteligencia artificial: el sistema reconoce el uso que hacemos del móvil y gestiona el trabajo de la batería para lograr rendimientos adecuados con consumos óptimos. El 10+ admite cargas de hasta 45 vatios, pero el cargador que va en la caja es de 25 w, carga que admite el 10. Ambos equipos admiten carga ultrarrápida inalámbrica, es más rápida que la carga convencional de la versión anterior del Note, y también son compatibles con la carga inversa: con un móvil se puede cargar otro móvil o equipo compatible.

Tres cámaras más una

IMG_1763Con una única cámara selfie asomándose justo en el centro de la pantalla, Samsung consigue un frontal simétrico. Lo único que rompe esa simetría es que sólo tiene botones en el lado izquierdo; no hay un botón de encendido en el lateral derecho y más de uno se tendrá que acostumbrar a despertar su móvil activándolo de otra manera. Además el botón de Bixby en el lado izquierdo es configurable.

Esa solitaria cámara es igual para los dos modelos de Note 10. Un sensor de diez megapíxeles, con una apertura de diafragma f/2,2, autofoco y 80 grados de cobertura. También comparten el módulo principal de la triple cámara trasera: Ultra gran angular de 123 grados con sensor de 16 millones de píxeles y f/2,2; gran angular de 77 grados de ángulo, sensor de 12 megapíxeles autofoco y autoestabilizado con f/1,5-2,4 y tele f/2,1, también con estabilizador óptico de imagen y apertura f/2,1.

Se pueden reservar desde hoy (7 de agosto) y se pondrán a la venta el próximo día 23.

El Note 10+ añade a las tres cámaras, que se presentan en un bloque vertical en la parte superior izquierda de la trasera, una cuarta que le permite medir la profundidad con detalle. Es una ToF (Time of Flight) con tecnología VGA.

En las cámaras, pero en su funcionamiento como cámaras de vídeo, es donde podemos apreciar tres avances. Además de la mejora sustancial en cuanto a la estabilización de la imagen, es interesante el enfoque dinámico con aplicación de desenfoque de fondo cuando grabamos, el audio zoom que permite focalizar los tres micros del móvil en el punto sobre el que hacemos zoom durante un vídeo y la edición del vídeo en el propio móvil. Es verdad que la edición es bastante simple, pero nos permite aplicar una serie de herramientas que mejorarán la calidad de los vídeos que compartamos en redes sociales.

Hablando de grabaciones, permite ahora incorporar en la grabación de la pantalla lo que está viendo la cámara frontal.

Más funciones para el puntero

IMG_1766La característica que diferencia definitivamente al Note de otros móviles es el S-Pen, el puntero inteligente. A lo largo de estas diez generaciones de Note, Samsung ha ido afinando su puntero y añadiéndole funciones. Ahora funciona tanto en modo pasivo (para dibujar y escribir incluso sobre la pantalla apagada, y ahora podemos elegir el color) como mediante conexión BlueTooth.

Además de incorporar gestos para controlar el móvil a distancia con el puntero -podemos avanzar o retroceder un vídeo, subir o bajar el volumen, disparar la cámara…- con la actual versión al pasar el texto escrito a mano a un documento Word, PDF… mantendrá la edición que hayamos realizado, incluyendo el color con el que hayamos marcado una plalabra determinada. También se puede hacer zoom sobre una parte del texto para introducir notas.

¿Un Note para jugar?

Hay aspectos que sorprenden en los Note 10. Siendo como son terminales orientados al segmento profesional, es curioso que mientras grabamos un vídeo podamos dibujar unos bigotes o una corona o lo que queramos al protagonista. No menos sorprendente es que desde Samsung destaquen aspectos de estos móviles relacionados con los videojuegos, como el Game Booster, totalmente orientado a mejorar el rendimiento de juegos sobre los Note o el servicio PlayGalaxy Link, todavía no disponible en el mercado español.

Como no hay dos sin tres, al Note 10 y Note 10+ se les sumará un tercer modelo, muy probablemente con Vodafone, único operador que ha desplegado su oferta comercial para esta generación de telefonía móvil, compatible con redes 5G.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.