IFA se ha convertido en la feria de la Inteligencia artificial, 5G y 8K

Estos tres temas han sido, probablemente, los más trabajados de una cita que se ha notado un poco descafeinada.

Tras varios días visitando IFA, la que todavía puede presumir de ser la gran feria de electrónica de consumo en el Viejo Continente, se queda una sensación de pérdida de tirón, de estar un poco noqueada por el ya lejano CES de Las Vegas. De falta de ganas.

Cada vez más, la feria americana, el Consumer Electronic Show que se celebra a comienzos de año en Las Vegas, es el punto elegido por la industria mundial para presentar el avance de sus catálogos para el año. Y también se está convirtiendo en el lugar en el que los grandes clientes ordenan sus pedidos, en detrimento de la cita berlinesa.

Sin embargo, todavía quedan algunas, pocas, primicias para IFA. Una de ellas tiene que ver con 5G, con la nueva generación de telefonía móvil, que está en el ojo del huracán de la guerra comercial entre China y Estados Unidos. Richard Yu, CEO de Huawei, aprovechó el escenario de IFA para presentar su nuevo chip, el Kirin 990, con módulo 5G integrado, compatibilidad con redes 4G, más rápido, más potente, más pequeño, con menos consumo…

La presentación estuvo precedida por la intervención del director de la propia IFA que caldeó tanto el ambiente en contra de la postura de Donald Trump que no habría sorprendido una declaración del CEO de Huawei en este sentido. Pero Richard Yu se ciñó al Kirin 990 5G: 10.300 millones de transistores integrados en un chip que tiene el tamaño de la uña de un dedo, el 36% menos de superficie que el anterior. El Kirin 990 ataca todas las debilidades y necesidades del 5G: permite superar la debilidad de la señal, el consumo y el problema de mantener la velocidad de carga y descarga en movimiento.

Por supuesto, el Kirin 990 está equipado con inteligencia artificial para lograr la mejor combinación: poder procesar en local antes de subir la información a la nube para procesos más complejos y descargar la solución final al móvil aprovechando la rapidez del 5G.

Claro que todo esto sólo será posible si Trump levanta la presión y permite que Huawei acceda a los componentes y las licencias necesarias para lograrlo.

Inteligencia Artificial

La inteligencia artificial es otro de los vectores de IFA y donde también ha habido novedades. Lenovo, por ejemplo, saca partido de ella para sus ordenadores. Se puede activar el modo Control Q que permite elegir entre un funcionamiento silencioso de la máquina (viendo una película en el ordenador, por ejemplo) o dar prioridad a la potencia de proceso (para jugar, renderizar un vídeo, trabajar con un libro de Excel infinito…). Entre medio de estos dos modos de actividad, existe otro “inteligente” que permite ahorrar hasta el 30%.

Inteligencia también tienen los televisores que cubren centenares de metros cuadrados de paredes en esta feria. Y la tienen fundamentalmente para poder decidir por su cuenta el mejor modo de reproducir las imágenes según el tipo de contenido (cine, videojuego, televisión…) y para escalar la resolución del contenido original a la resolución del panel, que este año ha vuelto a poner el foco en las 8K. Porque, a pesar de lo que pueda parecer, tampoco son de este año las teles 8K; son del 2018 (o incluso antes). Eso sí, en esta edición se ven muchas más, a unos precios que dejan a uno congelado.

ElTunel1
El túnel de LG es ya un clásico. En las dos ediciones anteriores de IFA, había tenido forma de pasillo y de túnel. En esta ocasión, como ya se mostró en el CES, es una cascada. Está compuesto por más de 200 paneles OLED de 55 pulgadas.

Pero, ¿cuál es el gran problema de las teles 8K? Además del precio y del debate entre ciertas compañías sobre si mi sistema de 8K es mejor que el tuyo o viceversa (algo que iremos viendo a lo largo de este año), el problema es la inexistencia de contenido nativo (original) en esta resolución. De hecho, hasta que el 5G no esté bien desplegado, o estás en un lugar bien conectado por fibra o va a ser muy difícil que obtengas una señal consistente capaz de hacerte llegar una película en esa definición.

Y, si no hay contenido, ¿para qué una tele 8K? Pues lo mismo que sucede con las 4K: se escala apoyándose en capacidad de proceso y en inteligencia artificial, tanto en local, en el propio televisor, como en la nube. Pero si ya con 4K había problemas, qué no sucederá con el 8K. Pensemos que los 7.680 x 4.320 píxeles que tiene una tele de esta última resolución podríamos meter cuatro teles 4K. Complicado. No se trata sólo de contar con un panel con esta barbaridad de puntos, sino de gestionar adecuadamente el color y la iluminación de cada uno de ellos y que se contaminen entre sí lo menos posible. Son 33.177.600 puntos.

Los he visto al menos en LG, Samsung, Sharp, Toshiba

En estos próximos días iré comentando algunas de las cosas que he ido viendo. No sé si escribiré algo del cojín que mueve el rabo o del coche de Batman

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.