Philips ahora se ha empeñado en que dejes de roncar

La multinacional holandesa lanzaba el año pasado una banda para mejorar la calidad del sueño. Este año quiere que no ronques.

Quien haya estado este año en la IFA berlinesa estará de acuerdo conmigo en que el pabellón de Philips ha sido el más bullicioso de toda la feria. A nada que estuvieras un rato viendo los productos expuestos te podías ver envuelto en un espectáculo musical celebrando la alegría del final de los ronquidos.
También ha sido de lo más fotografiado: una ducha en la que lo parecía, pero no te mojabas, una habitación montada del revés, con las sillas en el techo y las lámparas en el suelo, y muchos productos, desde artículos para el cuidado personal (máquinas de afeitar, barberos, alisadores de pelo…) hasta otros dedicados a la gastronomía (freidoras sin aceite…) o a la salud.
Entre la gama de equipos para la salud, el año pasado se llevó la palma una banda inteligente que se coloca en la cabeza y emite unas ondas que facilitan entrar y permanecer en las zonas de sueño profundo. Este año, han decidido abordar un problema que afecta al 25% de las mujeres y al 40% de los hombres. Ya, ya me imagino que tú eres de los que no roncan, como yo. Pero, por si acaso…
Se llama Philips SmartSleep Snoring Relief Band, pero lo podemos traducir como banda inteligente anti ronquidos. De tan simple que es no sé cómo no se le había ocurrido antes a alguien. Se supone que una buena parte de los ronquidos se producen por la posición mientras se duerme. Cuando se duerme de espaldas, y por la propia gravedad, es cuando se desencadenan los ronquidos. Si se vive en pareja -que es cuando se molesta-, el-la compañero-a de cama se encarga de dar un toquecito o de empujar al roncador para que cambie de postura. Con esta banda, es Philips quien se encarga de la tarea.
La banda antirronquidos es una especie de cinturón alto que se coloca entre el pecho y el abdomen. Tiene un temporizador que lo mantiene inactivo durante los primeros 30 minutos, hasta que el o la roncadora se duerme. A partir de ese momento, está atenta. Si detecta que el sujeto en los brazos de Morfeo gira hasta colocarse de espaldas, comienza una vibración para que cambie de postura. Cuando rueda para descansar sobre uno de los lados o boca abajo, para.
Se ha probado clínicamente y parece que los resultados son espectaculares. Tras cuatro semanas de uso, el 86% de los participantes en la prueba decían que habían reducido los episodios de ronquidos.
Todavía no está disponible en el mercado europeo ni han comunicado el precio.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.