Ni Samsung ni Huawei, LG ya ha sacado su segunda versión de la pantalla dual

La Dual Screen no es una pantalla flexible, sino una segunda pantalla que funciona como un complemento cada vez más perfecto de la principal.

Cuando se presentó en el Mobile World Congress, la Dual Screen de LG fue recibida como la hermana pobre de las pantallas flexibles o ampliadas. Mientras Samsung y Huawei presentaban modelos plegables, la de LG era una especie de cartera de plástico, en un lado se colocaba el móvil y en el otro lado estaba la pantalla extra.
A pesar de la fría recepción de la idea, cuando lo usas la sensación es que esta pantalla dual es práctica, tiene bastantes aplicaciones y ya no te parece tan mala idea. Sobre todo, tras los problemas que ha tenido la competencia con las suyas.
La compañía coreana debe considerar que le han ido bien las cosas con el anterior modelo de Dual Screen, compatible con el V50 y comercializado en España con Vodafone, y ha decidido ampliar su serie con otro equipo, esta vez como complemento del G8X ThikQ. Con lo aprendido de la experiencia con el V50 han logrado superar algunas carencias y aspectos mejorables.
IMG_2011
La segunda pantalla exactamente igual que la frontal del LG G8X, incluso lleva el flequillo en forma de gota. El móvil se conecta a la pantalla a través de un USB tipo C.

Para empezar, las dos pantallas son iguales, mismo tamaño, misma resolución, misma tecnología. Se cierra como una cartera rígida, en la parte frontal del conjunto una pantalla de 2,1 pulgadas muestra la hora y las notificaciones sin necesidad de abrirlo, el móvil y la pantalla dual están conectados ahora físicamente a través de un puerto USB tipo C, la bisagra por la que se unen permite ahora un giro de 360 grados y además se queda abierto en cualquier ángulo que elijamos…

Pero las ventajas no sólo vienen de la mano del hardware, sino de las aplicaciones. Han profundizado en los casos de uso, aunque todavía les falta lograr que sea más intuitivo. Puedes hacer una foto y seleccionar la toma que quieres en una de las pantallas, ver un partido en una pantalla y navegar por la web en la otra para consultar los resultados, tener el correo abierto en una y escribir en la otra, ver la pantalla de un videojuego completa en una pantalla y convertir la otra en el mando más adecuado… Y, además, pesa poco. O al menos, eso parece.
El LG G8X ThinQ po sí solo es una gran máquina, pero con la pantalla dual multiplica sus posibilidades. Lleva el último procesador de Qualcomm, el Snapdragon 855, tiene una pantalla OLED Full HD + (2.340 x 1.080 píxeles) de 6,4 pulgadas, seis gigas de RAM y 128 gigas de almacenamiento (además cuenta con ranura para micro SD), doble cámara trasera, batería de 4.000 miliamperios, sensor de huellas bajo la pantalla, es IP 68 (máxima protección frente al agua y el polvo)… Una máquina.
La pantalla extra es exactamente igual que la que lleva el móvil, incluso tiene el flequillo en forma de gota (6,4 pulgadas, Full HD +, OLED Full Vision), pesa 134 gramos y en la parte trasera lleva una pantalla de notificaciones de 2,1 pulgadas (es la que se ve por fuera cuando tenemos la dual screen montada). Se conecta con el móvil mediante un USB tipo C.

Y mucho más

A pesar de que en esta IFA el pabellón de LG estaba mucho más despejado de productos que el año pasado -entre otras cosas, no había robots-, el móvil y la dual screen no fueron lo único que exponían. Estaba, por ejemplo, la televisión enrollable que presentaron en el CES, un televisor que llegará a España para finales de año, pero que pocos podrán disfrutar por su precio.
Hablando de teles, LG y Samsung mantienen su pugna de los últimos años por demostrar cuál es mejor tecnología: el OLED de LG o el QLED de Samsung. Incluso en LG se habla ahora del 8K real frente a otros.
Una de las formas de impactar de LG con sus teles OLED curvables es montar un gran espacio totalmente panelado. Hemos visto un túnel, un desfiladero… en esta ocasión ha sido una cascada recreada con más de 200 paneles de 55 pulgadas.
Ha habido muchas teles en IFA (Samsung, Philips, Panasonic, LG, Hisense, Sony. Sharp, Toshiba…), pero también se ven muchas lavadoras y cocinas, frigoríficos… Este año, la novedad en lavadoras de LG ha sido sumar a las características la función AI DD, de Artificial Intelligence Direct Drive. Es una tecnología basada en inteligencia artificial que mediante la detección automática de la absorción de agua de la ropa es capaz de saber qué tipo de tela es y proponer un programa específico para lavarla. Tiene más de 20.000 patrones de tela.

Un comentario

  1. Pingback: La doble pantalla del G8X ThinQ de LG me ha defraudado | Entre Bits y Chips

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.