Y la familia Surface sigue creciendo

Microsoft presenta en sociedad los tres nuevos modelos de Surface: Laptop 3, Pro X y Pro 7, aunque de momento no se sabe nada de los Neo y Duo de pantalla doble.

¿Quién lo iba a decir hace siete años cuando lanzaron la primera Surface? Se suponía que aquel equipo, precursor de la Pro 7 y Pro X que están a punto de llegar (la fecha prevista es el 19 de este mismo mes), buscaba un efecto demostrador.
Microsoft quería mostrar a los fabricantes que trabajan con su sistema operativo (y su maleta ofimática, entre otras cosas) que había otra forma de crear ordenadores. Y una cosa llevó a la otra, y la familia Surface creció y se multiplicó… y al final se ha convertido en una línea de negocio para la casa de las ventanas de 5.700 millones de dólares de facturación. Y creciendo. El último ejercicio aumentó sus ventas el 17%. Nada mal para lo que comenzó siendo un efecto demo…
España forma parte generalmente de los países de segunda oleada para Microsoft, al menos en el ecosistema Surface, por eso la presentación de esta semana tiene algo de sorpresa. Ha mostrado en Madrid los equipos que se enseñaron hace apenas una semana en Estados Unidos. Y no es sólo mostrarlos, sino que van a estar disponibles en unos cuantos días, excepto la Pro X que tardará aún un mes en llegar.
Éste último equipo es el más especial de los tres modelos, al margen de los Duo y Neo, tableta y móvil con dos pantallas que se anuncia para dentro de un año. La Surface Pro X, si bien por fuera puede parecer una Surface más: una pantalla relativamente fina, con una pata que se oculta en la trasera y una tapa teclado que la convierte en un portátil, por dentro implica un cambio radical, tanto en cuanto al hardware como al software que puede correr en ella.
Estrena como procesador el SQ1, un chip de arquitectura ARM (la habitual en los móviles) que ha sido desarrollado especialmente por Microsoft junto con Qualcomm (fabricante de los famosos Snapdragon). La ventaja añadida es que integra conectividad a redes móviles 4G (cuenta con la máxima categoría LTE, la 16). La desventaja es que las aplicaciones deben ser compatibles con la arquitectura ARG, es decir, que no se le va a poder meter un videojuego o programas como Photoshop, en todo caso, sus versiones para ARM.
La pantalla en esta Surface crece hasta las 13 pulgadas, pero con unos bordes muy reducidos. De hecho, no parece que tenga ese tamaño de pantalla. El teclado también es nuevo para la ocasión, incluye una cuna para el Slim Pen, el puntero aplanado de Surface, que ahora se carga directamente en la cuna. Se podrá adquirir a partir del 19 de noviembre por un precio inicial de 1.149 euros. La batería, con carga rápida (hasta el 80% en una hora) tiene una autonomía “para una jornada completa”.
Esta última característica la comparte la Surface Pro 7. El cambio fundamental de ésta con respecto a la versión anterior es el procesador. Da el salto a la décima generación de Intel, lo que le supone ser un 50% más rápida. Se podrá comprar desde el 22 de este mismo mes por un precio de partida de 899 euros.
El Laptop 3 es, como su propio nombre indica, un portátil. Hay, como en el caso de la Pro 7, un salto a los procesadores de décima generación de Intel y, en el caso del Laptop 3 de 15 pulgadas (los hay de 13,5 y de 15) se puede configurar con el procesador AMD Ryzen Surface Edition, que lo convierte en “el portátil más rápido de su categoría”, según ha comunicado Microsoft.
En esta ocasión, se puede optar para el teclado con la terminación en alcántara o en aluminio. El recorrido de las teclas es de 1,33 milímetros para lograr una escritura cómoda y el trackpad de vidrio crece un 20%. Tiene conexión USB A y C. Cuenta con sistema de carga rápida como el resto de la familia Surface y el precio de arranque será, a partir del 22 de octubre, de 1.149 euros.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.