Apple se pone al día con los Airpod Pro

Los auriculares más vendidos se modernizan y, por fin, incluyen características como la cancelación del ruido ambiente o la ecualización constante. Son funciones que deberían haber llevado los Airpod 2

Hay gustos para todos los colores y opiniones para todos los gustos. Para muchos los Airpods son auriculares in ear, para mí, son de botón. Bueno, eran, porque la actual generación, los Airpod Pro sí son in ear.
Unos, los de botón, se apoyan en la concha del pabellón auditivo. Los otros introducen un extremo en el canal auditivo. El resultado, en términos de sonido, cambia de forma importante, y cada uno tiene sus ventajas e inconvenientes. En el capítulo negativo, el sonido de los últimos parece proceder del interior de la cabeza, es menos natural, y es posible que el esfuerzo de Apple para lograr una ecualización permanente del sonido teniendo en cuenta en tiempo real la morfología y la presión en el canal auditivo obedezca a superar este inconveniente.
Es una tecnología que ya han empleado otros fabricantes, al igual que la cancelación de ruido ambiente combinada con un sistema que permite oír a un interlocutor simplemente pulsando el sensor de presión en el extremo inferior del Airpod.
El sistema de cancelación de ruido funciona con dos micrófonos, uno exterior y otro orientado hacia el canal auditivo. El primero se encarga de ‘escuchar’ el ruido ambiente, mientras que el segundo controla el ruido no deseado que se produce en el interior. El sistema gestionado por el chip H1 se encarga de generar el sonido contrario al que registra para anularlo y ofrecer una reproducción clara.
Los Airpod Pro vienen con tres almohadillas de silicona para seleccionar la que mejor se adapta y promete un sistema de sujeción cómodo.
La autonomía de esta última versión es similar a la de los Airpod 2. Con una carga rinde 4,5 horas reproduciendo audio y media hora más si se desactiva la cancelación de ruido. El estuche da carga es compatible con carga inalámbrica y más pequeño que el anterior. Con cinco minutos de carga en el estuche consigue una hora de reproducción y en total, logran una autonomía de más de 24 horas.
Se ponen a la venta a partir de este miércoles, 30 de octubre, a un precio de 279 euros. Según la nota de prensa y la propia página web de Apple, son exclusivamente compatibles con dispositivos Apple: iPhone, iPad, Mac, Watch o Apple TV. La incompatibilidad con el universo Android podría ser una rémora para las ventas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.