Energy Sistem, 25 años (casi) creando equipos de audio

También podía haber titulado: ‘Energy Sistem, de Benidorm para tus oídos’… El fabricante alicantino quiere celebrar su cuarto de siglo en el top cinco, creciendo y con nuevos equipos, como el Wake Up.


El año que viene, Energy Sistem cumple su primer cuarto de siglo. Lo que en 1995 era una papelería comenzó a convertirse en una compañía de audio de la mano de los entonces modernísimos MP3, equipos, que por cierto -ante la incredulidad de muchos, entre otros yo mismo- se siguen vendiendo a miles cada mes.
Veinticinco años después, y con un gran cambio en la dirección -los cuatro hermanos fundadores han dado un paso lateral-, Energy Sistem se mueve entre los puestos 2 y 5 en las categorías de audio en las que participa. La única en la que van más rezagados es en los auriculares inalámbricos totales (los del tipo de los Airpods de Apple), pero también ahí se han puesto las pilas.
Sin embargo, la novedad del día no eran los auriculares Urban 4 o los Style 6 (inalámbricos totales con estuche de carga) ni los BT Travel 8 con cancelación activa de ruido. Hoy la cosa iba de altavoces inteligentes. Hasta ahora, la familia Smart Speaker de Energy Sistem se componía de tres modelos: una torre, un altavoz de 16 vatios y otro de cinco, los tres dentro del ecosistema de Alexa. Desde hoy, 13 de noviembre y con intención de que se convierta en un superventas en el próximo Black Friday (29 de noviembre, para los despistados), se incorpora un despertador.
Para qué andarse con rodeos o inventarse nombres. El nuevo altavoz inteligente se llama Wake Up: Despierta. Aunque hace más cosas que despertarte, ya que, al llevar Alexa integrado, se puede controlar por la voz y también utilizarlo para gestionar cualquier dispositivo compatible con el ecosistema de Amazon. Así es posible ordenar que se encienda una lámpara o atenuar la intensidad de la luz o, incluso bajar una persiana, poner en marcha el humidificador o arrancar rutinas programadas: “Alexa, buenos días” puede desencadenar que se encienda la luz, la cafetera eléctrica, la calefacción del baño, que el altavoz reproduzca música o conecte con una emisora de radio.

Radio por internet

En este caso, la emisora de radio, deberá sintonizarse desde internet, porque no lleva radio integrada: “Casi lo logramos”, comentó Javier Álvarez, director del área de Innovación y Tecnología, “pero las interferencias de la bobina de carga inalámbrica eran muy grandes”. A cambio de no contar con radio “de verdad”, en la parte superior del equipo hay una bandeja en la que se pueden cargar los móviles y otros dispositivos (auriculares…) compatibles con Qi, el estándar de carga inalámbrica más extendido. No es carga rápida, es sólo de cinco vatios, pero se supone que uno va a dejar allí el móvil toda la noche…
La mayoría de propuestas que hemos visto de altavoces-reloj-despertador tienen forma de prismas triangulares. Vamos, que la parte trasera se va reduciendo. En este caso, el Wake Up es un prisma rectangular bastante voluminoso para colocar en la mesilla de noche: 20 x 13,6 x 10 centímetros. Eso le posibilita que cuente con dos altavoces de tres pulgadas, dos micrófonos de largo alcance que permiten pedirle cosas a Alexa desde unos cinco o seis metros, sistema de carga inalámbrica, puerto jack de 3,5 milímetros para conectarle un móvil u otro equipo, conexión USB de carga, BlueTooth 5.0, sistema multihabitación y una gran pantalla.
La pantalla, eso sí, sirve sólo para mostrar el reloj, la alarma, el modo y el indicador de Alexa cuando la invocamos. No es una pantalla en la que se pueda mantener una videoconferencia ni tampoco tiene cámara. Se puede atenuar la iluminación del reloj e incluso apagar la pantalla.
El Smart Speaker Wake Up se puede adquirir ya a un precio de 79,90 euros.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.