Motorola reinventa el razr, su móvil más icónico

El nuevo modelo es el primero con pantalla plegable en formato concha. Desplegado su pantalla mide 6,2 pulgadas y plegado cabe en cualquier bolsillo, como los de antes.


Razr ha sido el modelo más exitoso de la historia de Motorola. Más que el StarTAC. Como éste, tenía un diseño de tipo concha (clamshell), pero era metálico, fino, con unos acabados perfectos… una obra de ingeniería. Tanto que intentaron repetir éxito reinventándolo en varias ocasiones. Pero nunca alcanzaron el impacto que tuvo el primero. Y, al final Motorola fue cayendo en picado en ventas, la adquirió Google y después Lenovo.
Y ahora, bajo la dirección de Lenovo, quieren reinventarlo y convertirlo en su primer móvil con pantalla flexible y el primero plegable con formato concha. Motorola lo ha cedido a algún medio estadounidense y ha compartido imágenes, vídeos e información del renovado razr. Así sabemos que está construido en acero inoxidable -como los últimos iPhone- y una pantalla 3D de 2,7 pulgadas protegida con Gorilla Glass en el exterior. Plegado cabe perfectamente en cualquier bolsillo, pero al desplegarse, la pantalla alcanza las 6,2 pulgadas de diagonal en formato 21:9, disposición habitual en las de cine. Y tiene un grosor, excepto en la parte inferior, de unos siete milímetros (6,9 mm).
Hasta ahora, las propuestas de teléfonos con pantallas plegables apostaban por un formato poco práctico desde mi punto de vista. La pregunta que me hago es ¿para qué quieres una pantalla grande? La respuesta más habitual es para ver películas o series, para navegar… básicamente, para lo que harías con una tableta o con un portátil pequeño. De hecho, la idea que se ha manejado siempre ha sido que los terminales plegables convertirían un móvil en una tableta. Y ¿qué formato tienen las tabletas? El que se está imponiendo es el 4:3, aunque también se ha jugado con otros más panorámicos. Pero, incluso, con estos formatos, al ver una película (o serie) pierdes buena parte de la pantalla para que la imagen (21:9 o 16:9) se adapte a la proporción de la tableta.
Así que el razr con ese formato 21:9 va a aprovechar mucho mejor la pantalla y desperdiciará menos espacio ya que no se tiene que adaptar la imagen.

Plegado cabe en cualquier bolsillo
Sin desplegar se puede utilizar como un móvil convencional.

Plegado es bastante pequeño: 72 x 94 x 14 milímetros, algo más grueso que los móviles habituales, pero no más del doble, que es lo que le sucede a alguna de las propuestas de la competencia. Cuando está cerrado muestra una pantalla OLED de 2,7 pulgadas, con una resolución de 800 x 600 puntos. Desde esta posición se puede utilizar prácticamente como un móvil convencional: se pueden hacer y recibir llamadas (y videollamadas), tomar selfies (la cámara frontal es de cinco megapíxeles con una apertura de f/2.0), gestionar las notificaciones, consultar la hora
La bisagra es uno de los puntos claves y Motorola ha puesto de manifiesto el esfuerzo por conseguir una sin separación que permite que la pantalla (de OLED plástico -pOLED-) quede perfectamente lisa también al cerrar el móvil y permanezca protegida del exterior. Para conseguirlo, además del factor forma que buscaban, han desarrollado hasta 20 prototipos.
Viendo las características del equipo, descata que en un terminal que se pone a la venta en Estados Unidos a 1.499 dólares (a España llegará en enero del 2020 por un precio equivalente) no lleve los procesadores más potentes de Qualcomm. Lleva el Snapdragon 710 de esa compañía acompañado por seis gigas de RAM y 128 de almacenamiento. Tampoco es sumergible, si bien está cubierto por una membrana interna que lo hace resistente a salpicaduras y lluvia ligera.
La batería no es de las punteras: 2.510 miliamperios, que habrá que comprobar la autonomía que le permite con una pantalla de 6,2 pulgadas, aunque la resolución es sólo HD (2.142 x 876 píxeles).

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.