Poco se independiza de Xiaomi y se expande a la gama de entrada

La segunda marca de Xiaomi, caracterizada por terminales potentes a precios muy bajos, presenta el POCO M3 y anuncia su independencia.

(Publiqué este artículo el 24 de noviembre de 2020 en Innovadores)

Hace apenas tres años Xiaomi comenzó un experimento. Lanzó un terminal con la esencia de los componentes de un móvil de gama alta, pero el precio de un gama media. Se llamó POCO F1. Y triunfó. No se puede decir que alcanzara las ventas de los terminales de los grandes -Samsung, Huawei, Apple…-, pero logró hacerse un hueco.

En estos tres años, han seguido dibujando su camino con terminales muy competitivos en características y rendimiento a precios difícilmente batibles. Así han logrado vender más de seis millones de terminales y operar en 35 mercados.

La aceptación de la marca, el modelo de precios bajos y las cifras de ventas les han llevado a independizarse de la matriz: POCO ya no es la segunda marca de Xiaomi. Y no es la única de las franquicias de otros fabricantes que se independiza. Por un lado, Huawei vende Honor. Por otra parte, Realme reafirma su independencia de OnePlus, a la vez que las antiguas marcas que componían la escudería de BBK Electronics (Oppo, OnePlus, Vivo) caminan y compiten por su cuenta.

Simultáneamente al anuncio, presentaron un nuevo terminal: el POCO M3. La idea de esta marca joven (por su público y porque apenas tiene tres años de vida) es repetir su receta para la gama media aplicándola a la gama de entrada: mejorar las características y bajar el precio.

El resultado es un terminal que, al menos en fotos, da el pego. Tiene una pantalla de 6,53 pulgadas de diagonal con una resolución FHD+ y con la cámara frontal asomándose por un agujero en forma de gota en el centro. El brillo nominal le permitiría ver el contenido en exteriores: 400 nits y está protegida por una capa de Corning Gorilla Glass 3.

El procesador es el Snapdragon 662 de Qualcomm, un SoC calificado como de gama media-baja, que le permite aplicaciones de inteligencia artificial, es compatible con WiFi 6, con carga rápida y, por ejemplo, con cámaras de hasta 48 millones de píxeles. En esta ocasión, el M3 aprovecha esa capacidad del procesador y monta una cámara trasera triple: la principal con sensor de media pulgada y una resolución de 48 MP; un macro (permite enfocar a cuatro centímetros) con resolución de dos millones de píxeles y un sensor de profundidad de la misma resolución.

Cuenta con modo nocturno, retrato, Movie Frame, Time lapse… Pero lo más relevante de este terminal, y el que hace que el peso se acerque peligrosamente a los 200 gramos (198 g), es la batería: 6.000 miliamperios, o lo que es lo mismo, potencia para dos días largos. Según sus datos, podría rendir 196 horas escuchando música o 17 horas de vídeo en streaming… Es compatible con carga rápida a 18 vatios y trae en la caja un cargador de 25 vatios. También permite carga reversible (del móvil a unos auriculares, por ejemplo), pero por cable, no inalámbrica.

Hasta aquí uno de los pilares de este móvil, las características. El otro pilar fundamental es el precio: está disponible en tres colores (azul, amarillo y negro) y en dos configuraciones de memoria, cuatro gigas de RAM y 64 de almacenamiento y 4 GB + 128 GB. Los precios serán de 149 y 169 euros, respectivamente. Pero estamos en el mes del Black Friday y, entre el viernes 27 y el lunes 30 (de noviembre), están de oferta de lanzamiento: 129 y 149, respectivamente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.