El moto e7 Plus se quita los complejos

Es grande, un poco grueso, con lector de huellas en la trasera… y ¡sólo tiene una cámara trasera! Pero aquí lo que importa es que tiene un precio de 119 euros.

El moto e7 Plus es un móvil de pantalla y tamaño grandes, con una batería de 5.000 miliamperios que le da para dos días de autonomía y con una característica ya poco común: tiene una única cámara en la trasera.

Hace un par de semanas, en un artículo sobre la nueva gama G de Motorola los G10 y G30, destacaba el deslizamiento hacia abajo de las características y de los precios de esta gama media G hacia la serie E, más básica. Pues hoy toca hablar de esa familia E, en concreto del moto e7 Plus.

Pongamos que es un móvil de entrada con algunas características de gama media-baja. Vamos, que tal y como están las cosas, responde mejor a su precio actual de 119 euros que al precio con el que salió al mercado: 159 euros.

Sé que estoy hablando últimamente mucho del dinero con respecto a los móviles. Pero es que intento desenredarme. Ahora mismo, se pueden comparar en la web de Motorola los modelos moto e7 plus, moto G9 Play y moto G10 y las diferencias son pequeñas en características y también en precios. Respectivamente, cuestan (los dos primeros con los precios rebajados, así que el tercero lo hará en algún mes) 119, 144 y 159 euros.

Pero, por características, comparten tamaño y resolución de pantalla; memoria RAM, memoria de almacenamiento con expansión por microSD, escáner de huellas en la trasera… Dos de ellos llevan el mismo procesador y las diferencias de la cámara son pequeñas. Es como para liarse y tirar por el más barato. Tal vez la mayor ventaja del más caro, el moto G10 sea que viene con Android 11. Y la cámara, cierto. Pero lleva el mismo procesador que el más barato de los tres, el Snapdragon 460 de Qualcomm. Así que sigo enredado.

Dejando al margen las comparaciones y el baile de precios, el moto e7 Plus es una propuesta que ha roto el tabú (aunque lo camufla un poco) de los móviles con una cámara solitaria en la trasera. A pesar de que cuando se examina la parte trasera del móvil parece que tiene dos objetivos más un flash, en realidad, tiene una única cámara de 48 millones de píxeles apoyada por un sensor de profundidad.

A pesar de que parezca que tiene dos cámaras, lo que se asoma en el módulo trasero es una cámara de 48 millones de píxeles, un sensor de profundidad de dos millones de píxeles y un flash. Justo debajo se encuentra el escáner de huellas.

La cámara solitaria es un gran angular equivalente a 26 milímetros, con una luminosidad buena (apertura de diafragma f/1,7), pero con sensor de media pulgada y un tamaño de píxeles bastante pequeño: 0,8 µm. Para mejorar la captura de luz (principio básico de la fotografía), emplea pixel binning, una técnica que combina cuatro píxeles en una para lograr uno de mayor tamaño. Las capturas resultantes son más luminosas, pero la resolución baja de 48 millones a 12 millones de píxeles. El problema que origina esta práctica es que no da juego para ampliar y recortar la imagen original. Y como no tiene tele… También es verdad que otros modelos cuentan nominalmente con un tele, pero es como si no lo tuvieran.

La pantalla es grande, 6,5 pulgadas de diagonal, con una muesca en forma de gota para dejar asomar la cámara frontal, de ocho millones de píxeles. Tiene una resolución justita para ese tamaño y para lo que nos estamos acostumbrando: 1.600 x 720 píxeles, lo que da una densidad de 270 puntos por pulgada.

En la entradilla decía que era grande y un poco grueso. Y es que mide más de 16,5 centímetros de alto y en cuanto a lo del grosor, supera los nueve milímetros. Pesa 200 gramos a pesar de que la trasera es de plástico, tal vez porque mantiene la misma capacidad de batería que un buen número de móviles de Motorola: 5.000 miliamperios. Eso permite un par de días de autonomía, aunque la carga no es de las más rápidas: 10 vatios. Eso sí, el cargador de 10 vatios y el cable vienen en la caja. España (al menos la unidad que he estado probando) es de los países en los que no se incluyen unos auriculares.

En resto de características, división de opiniones. Por ejemplo, está bien que incluya bandeja de ampliación de memoria hasta 512 gigas, aunque sólo tenga 64 gigas internas. El procesador es de gama media-media, el Snapdragon 460 de Qualcomm, y se acompaña con cuatro gigas de RAM, que creo que son suficientes para el tipo de exigencia de este modelo.

Tiene escáner de huellas en la parte trasera y también permite el desbloqueo facial, aunque no es muy fiable y tanto mi sugerencia como la de los propios fabricantes es que no se utilice como medida de seguridad. Si alguien opta por este tipo de desbloqueo es recomendable que no se configure para los pagos, aunque, por cierto, no tiene NFC.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.